Con la elección del número 1 del Draft muchas son las voces que anuncian que los Cleveland Cavaliers se van a lanzar a por LeBron James. El Mesías volvería a la Tierra Prometida, al lugar donde nació y de donde salió entre abucheos en busca de un anillo de campeón. Con dos anillos a sus espaldas y con la opción de la agencia libre este mismo verano los Cavaliers creen que pueden ofrecerle desde ya, o en su defecto en 2015, la posibilidad de ser campeón. ¿Aceptaría LeBron una oferta para volver a casa? ¿Sería capaz de devolver la alegría y liderar un proyecto ilusionante en Cleveland? ¿Volverá el hijo pródigo a la Tierra Prometida para conseguir el anillo?

David Soler, @david4soler, opina que LeBron si volverá a Cleveland para hacerle campeón

Querido Huber, se están dando todas las circunstancias posibles para que LeBron vuelva a casa. Lo único que está por ver es si se lanza este mismo año o en 2015, pero su vuelta a Cleveland es una apuesta fija. El primer pick del prometedor Draft que se nos viene encima ha sido sólo la guinda para poner en bandeja la vuelta de LeBron. Hay varias razones que me llevan a decir que, por mucho que pese a algunos y para la alegría de Charles Barkley, King James volverá a reinar en Cleveland.


Primero de todo la batería de Miami se empieza a agotar. Este año pueden optar al ‘threepeat’. Si consiguen un tercer título la desbancada en Miami puede ser histórica. Los Heat tienen una de las plantillas más mayores de toda la NBA y la segunda unidad empieza a fallar poco a poco. Haslem, Andersen, Battier o Chalmers ya no son los mismos de antes y cada vez tienen que tirar más del carro los líderes. A eso hay que sumarle los problemas de rodilla de Wade que pondría aún más peso sobre un LeBron que cada vez está más solo en Florida en busca del anillo. Por todo ello Miami no parece el lugar con más futuro después de esta temporada. Puede ocurrir el ‘threepeat’ pero si no ocurre la crisis puede apoderarse de Miami y LeBron puede empezar a mirar a otros frentes.

Los Cavs pueden ser uno de esos equipos competitivos y con un proyecto interesante. No sería como en su primera etapa en la franquicia de Ohio. Esta vez sí tendría un equipo. Por primera vez contaría con un gran base que pueda dirigir el juego como Kyrie Irving. Además tendría a un seguro como Varejao de center y a Waiters que puede crecer mucho al lado de LeBron. Con las salidas claras de Luol Deng y Spencer Hawes del equipo LeBron podría jugar de 4, posición que le agrada. Además el proyecto vendría con Andre Wiggins o Jabari Parker probablemente bajo el brazo. LeBron se convertiría así en el perfecto tutor para estas futuras estrellas y el líder perfecto para un equipo que podría optar a todo. Además no hay que olvidar a Anthony Bennet en el banquillo, un número 1 del Draft que si bien no ha tenido su mejor temporada puede ser un buen revulsivo para dar descanso a

LeBron. El Rey quiere un equipo para ganar campeonatos ya y los Cavs le ofrecen esa posibilidad con su vuelta. 

Para finalizar el dinero no será un problema. Los Cavaliers podrían ofrecerle el máximo contrato posible con la salida de Deng y así acabar de convencerle. No tengas duda querido Huber. El hijo pródigo va a volver a casa y de ahí no saldrá hasta ganar un anillo.

Huberto Meersmans, @hubermeersmans, tiene claro que LeBron no volverá a jugar de local en Cleveland


Admirado David, sabes que (casi) siempre somos de la misma opinión cuando hablamos de la NBA al respecto de las polémicas y rumores que suelen surgir en nuestro Universo pero esto de que si LeBron va a volver a los Cavs es demasiado. Por ahí no voy a pasar porque antes veremos a Adam Silver dándose un beso con Donald Sterling que a LeBron con la camiseta de los Cavs de nuevo.

El alero de los Cavs sabe que tiene una deuda pendiente con Cleveland por la manera en que se marchó, pero las imágenes de los aficionados quemando su camiseta y deseándole todo tipo de mal cuando decidió aceptar la oferta de Miami no se van a borrar jamás de su memoria. Igualmente, el ambiente que vive LeBron en Miami va más allá de lo profesional. Los lazos personales que tiene LeBron con Wade, con Bosh, con el resto de compañeros y responsables del equipo, como Pat Riley, es superior a cualquier tentación externa que intente convencerle para salir de los Heat.

Te recuerdo que no hace mucho saltó la noticia de que los Heat rechazaron contratar a Evan Turner para no romper el clima en el vestuario debido a que traer al actual jugador de los Pacers significaba cortar a Udonis Haslem. Riley dijo que hacer eso habría sido mandarle el mensaje erróneo a LeBron de que ganar está por encima del vestuario, y seguro que LeBron tomó nota de lo que Riley trataba de transmitir.

Por tanto lamento decirte amigo David que, por muchos rumores provenientes de Cleveland, New York, Los Ángeles o Pekín, LeBron seguirá siendo miembro de South Beach por mucho que la gente fantaseé con ver a ‘King’ James con otra camiseta.