Se acerca el fin de semana de las estrellas de la NBA y en NBA Destiny hemos decidido publicar una serie de posts recordando algunos de los momentos inolvidables más brillantes en la historia de los All-Star.
Para continuar con esta serie vamos a recordar una de las actuaciones individuales más inolvidables de la historia de los partidos de las estrellas: el partido de Magic Johnson en 1992.
El 7 de Noviembre de 1991 la NBA y el mundo en general quedó en estado de shock porque uno de los mayores ídolos del deporte, Magic Johnson, se retiraba de toda práctica deportiva debido a que un rutinario examen médico para firmar un seguro médico de cara al inicio de la temporada 91/92 detectaba que Magic era portador del tan temido virus VIH, Virus de Inmunodeficiencia humana, causante de la enfermedad mortal conocida como SIDA.
Magic se retiró pero su nombre figuraba en las papeletas que usaban los fans en los pabellones para votar los quintetos iniciales. Cuando se acabó el plazo para votar, la NBA vio que Magic era el segundo base más votado en el Oeste, tras Clyde Drexler. ¿Qué hacer?, ¿podía Magic jugar o había riesgo para el resto de jugadores?.
Al final, la NBA permitió que Magic jugara en el All-Star celebrado en Orlando (aunque jugadores como Karl Malone mostraron públicamente su rechazo a esa decisión) y su actuación fue tan memorable que terminó siendo el MVP del partido ante la alegría del público asistente y de todos los que lo vivimos en directo en nuestras casas.
Magic consiguió 25 puntos, 5 rebotes y 9 asistencias, pero por encima de eso, consiguió anotar un inolvidable triple final ante las risas y empujones de Michael Jordan e Isiah Thomas que pareció gritarle al mundo: “¡¡Sigo siendo Magic!! ¡¡Sigo siendo yo y voy a ganar mi partido contra el VIH!!”.
A continuación tenéis un pequeño resumen de aquella histórica actuación:
NBA Destiny, Where Amazing People Happens!