En una interesante entrevista en Sports Illustrated (ver original) Giannis Antetokunmpo, más conocido como The Greek Freak, habla sobre sus inicios en la NBA y su evolución a los largo de estas 3 temporadas que va a llevarle, casi con total seguridad, a su primer All Star.

Una de las anécdotas más simpáticas de la entrevista es cuando Antetokounmpo narra que se enfadó mucho cuando Jason Kidd le sentó en el banquillo por primera vez… ese enfado le duró hasta que el joven griego descubrió en su móvil quién fue su entrenador como jugador en activo.

La primera vez que Kidd me sentó en el banquillo me enfadé muchísimo, tanto que quise saber lo que ese tipo había hecho como jugador… busqué en mi móvil y vi: Rookie del Año, campeón de la NBA, medalla de oro con el Team USA, segundo máximo asistente en la Historia de la NBA, quinto en triples, bla, bla, bla… y yo me quedé en plan… ¡Jesucristo!, ¿cómo puedo competir con eso?, mejor será que mantenga la boca cerrada.

Y bien que hizo Giannis en tranquilizarse y aprovechar las enseñanzas de Kidd para convertirse en un líder del equipo así como en uno de los bases más peculiares de la NBA.

NBA Destiny, Where Amazing People Happens!