Estalló la bomba en el mercado de traspasos de la NBA. Un fijo en los rumores de traspasos en las últimas temporadas como DeMarcus Cousins cambiará de equipo en lo que es, sin duda alguna, el traspaso más importante de la temporada hasta ahora.

Según informa Adrian Wojnarowski en The Vertical, los Sacramento Kings han llegado a un acuerdo con los New Orleans Pelicans para traspasar a su pívot, un movimiento que se produjo después del partido de las Estrellas, en el cual DeMarcus apenas tuvo minutos por este motivo.

Los Pelicans envían a Tyreke Evans, Buddy Hield, Langston Galloway y sus dos rondas del draft de 2017, (la primera protegida si es top 3), a cambio de DeMarcus Cousins y el israelí Omri Casspi, que también entra en el traspaso.

Los Pelicans dan un golpe de efecto en la temporada y, estando a tan solo 2.5 partidos de los puestos de playoffs, se marcan como claro objetivo las eliminatorias por el título. Y es que la pareja interior que formarán Anthony Davis y DeMarcus Cousins puede ser muy peligrosa para cualquier equipo en la post-temporada.

Por su parte, la marcha de Cousins deja a los Kings en prácticamente un solar, toda vez que Rudy Gay sigue de baja por lesión. El futuro se antoja muy complicado para los californianos, que tendrán que someterse a una reconstrucción para poder volver a ser un equipo competitivo.