Noche para el recuerdo del guard de los Phoenix Suns, Devin Booker. Y es que el jugador logró establecer un nuevo récord anotador en la historia de los Suns, consiguiendo encestar 70 puntos en la derrota sufrida ante los Boston Celtics (130-120). La entidad del rival es un aval más para esta gesta. Actuación soberbia la de Booker, que además capturó 8 rebotes, repartió 6 asistencias, robó 3 balones e incluso tuvo tiempo para colocar 1 tapón. Todo ello con un porcentaje de tiro sublime (21 de 40, a lo que hay que sumar un 24 de 26 desde la línea de tiros libres).

Booker establece de esta manera el récord anotador de la temporada NBA, convirtiéndose además en el jugador que más puntos ha logrado endosar a los Boston Celtics en toda su historia (palabras mayores). Pero eso no es todo, se ha convertido en el jugador más joven en lograr al menos 60 puntos en un partido NBA, y en el sexto jugador de la historia en llegar a los 70 puntos (Bryant, Chamberlain, Thompson, Baylor y Robinson completan el grupo de los elegidos).

La segunda parte de Booker en el encuentro frente a los Celtics fue un escándalo: 51 puntos en 24 minutos y más del 70% de acierto en el tiro.