Se esperaba una gran noche en el American Airlines Center de Dallas y los Mavs, y concretamente Dirk Nowitzki no defraudaron. El jugador alemán hizo historia al convertirse en el sexto jugador en alcanzar los 30.000 puntos en la historia de la liga.

Nowitzki une su nombre a los de Wilt Chamberlain, Michael Jordan, Karl Malone, Kobe Bryant y Kareem Abdul-Jabbar. Los fans se volvieron locos celebrando la hazaña y el gran partido de los suyos y no es para menos, ya que el club de los 30.000 solo tiene como miembros a algunos de los mejores de la historia.

Como si de una película americana se tratase, el guión parecía perfecto para la ocasión. Nowitzki comenzó el partido anotando los 8 primeros puntos de su equipo, y convirtió sus primeros 6 lanzamientos sin fallo. Acabó el primer cuarto con 18 puntos el alemán.

Ya en el segundo cuarto llegó la acción clave. El 41 recibió en el poste, pivotó, dio un saltito atrás para su habitual lanzamiento en fade away para llegar a los 20 e ingresar en el selecto club. Mark Cuban, como un aficionado más, pedía un tiempo muerto para ovacionar al alemán, al que le dio tiempo de anotar un triple frontal más antes de que el tiempo muerto llegara y se desatara la locura en el pabellón.