En su último año de instituto, Mohamed Bamba ya llama la atención de todos los scouts de la NBA ya que su poderío físico está saliéndose de los estándares para los chicos de su edad. Hoy mide 2’13 metros de puro músculo y envergadura con una manos poderosas. Quién sabe si en su último año en el Westtown School de Harlem seguirá creciendo más.

Bamba ha explotado en un reciente torneo con el Team USA sub-18 celebrado en Chile. Allí los expertos han visto a un pívot de gran poderío físico y defensivo al estilo Hassan Whiteside o Rudy Gobert con mucho por mejorar en ataque.

La próxima temporada será su última de High School y la siguiente, 2017-18, el jugador tiene claro que quiere acudir a una universidad de prestigio académico por encima del deportivo por lo que Harvard y Duke son las primeras en la lista de preferencias del joven diamante.

The Black Bamba, como le llaman sus compañeros, aún está muy verde y es consciente de que tiene mucho camino por delante pero la naturaleza le ha dotado de un físico privilegiado con el que muchos ya le dan como el principal candidato a ser #1 del Draft de 2018.

Nunca he oído hablar de eficiencia. En el baloncesto de instituto sólo se mira los puntos que consigues, no cuántos tiros lanzas para conseguirlos o qué tipo de tiros son esos o cuantas posesiones te llevan a conseguirlos.

A continuación os dejamos un pequeño vídeo de scouting Mohamed Bamba. Apuntaos este nombre.

NBA Destiny, Where Amazing People Happens!