El jugador de los Indiana Pacers, Glenn Robinson III, se ha proclamado ganador del concurso de mates del All Star Weekend que se está celebrando en Nueva Orleans. Venció en la final al jugador de los Phoenix Suns, el rookie Derrick Jones Jr. Por su parte, DeAndre Jordan y el favorito para ganar el concurso, Aaron Gordon, quedaron eliminados en la primera ronda.

El nivel del concurso ha estado muy por debajo del espectáculo protagonizado el pasado año por el citado Gordon y por Zach LaVine. No obstante, tanto Robinson III como Jones han realizado buenos mates.

Derrick Jones Jr. se ayudó de su compañero de equipo, Devin Booker, para realizar un magnífico mate lateral tras pase de Booker contra la esquina del tablero: Jones capturó en vuelo la pelota, se la pasó por debajo de las piernas y machacó de forma espectacular: 10 unánime y 50 puntos para él. Lástima que el mate previo le hubiera restado.

Tras esta jugada, Robinson III quedaba obligado a lograr 44 puntos en su último mate para llevarse el trofeo. El jugador llamó rápidamente a su compañero de equipo, Paul George, a la mascota de los Pacers y a una cheerleader, los tres se colocaron en fila india (de espaldas a Robinson III), con George sujetando la pelota en su nuca. Robinson III cogió carrera desde la línea de banda, recogió la pelota de la nuca de George en vuelo, superó esa barrera humana y logró un mate incontestable. El jurado fue unánime: un 10 para Robinson III y 50 puntos que le daban el título de matador del presente evento.