Malas noticias para los Utah Jazz porque el jugador más importante del equipo, y unos de los más  minusvalorados de la NBA, Gordon Hayward, se ha dislocado el dedo anular de la mano izquierda y se espera que el proceso de recuperación sea de un mínimo de 6 semanas aunque se reevaluará la lesión en 3 semanas.

Lo bueno es que es en la mano izquierda y Hayward es diestro, lo malo es que puede que haya fractura y que los médicos de los Jazz están valorando la posibilidad de pasar por el quirófano para acelerar el proceso de recuperación.

Seis semanas de baja implica no sólo que Hayward se va a perder la pretemporada sino que casi dice adiós al primer mes de competición por lo que los Jazz pueden verse muy perjudicados en su intento de entrar en los playoffs por tercer año consecutivo.

NBA Destiny, Where Amazing People Happens!