Tras la gran noticia del día, la llegada de Kevin Durant a Oakland, los Golden State Warriors han anunciado la decisión de desprenderse de alero Harrison Barnes, que era hasta día de doy agente libre restringido.

Al quedarse como agente libre sin restricciones, y tener vía libre para negociar, Harrison Barnes ha llegado inmediatamente a un acuerdo verbal con los Dallas Mavericks a través de un contrato de 4 años y 94$ millones a embolsarse, según ha informado Marc Stein para la ESPN.

Con este movimiento, Dallas Mavericks se garantizaría el sustituto para Chandler Parsons, quién se marchó hace unos días rumbo a Memphis. Los de Mark Cuban deberán seguir trabajando para completar una roster al que aún le faltan varios puestos por cubrir (con Barnes ya en Dallas, acumularían 11 contratos, 2 de ellos no garantizados).

El siguiente en llegar podría ser Andrew Bogut, ante los problemas de espacio salarial que se le presentan a Golden State Warriors con la firma del contrato de Durant.