El forward de los San Antonio Spurs, LaMarcus Aldridge, recibió en el día de ayer una gran noticia, en forma de alta médica para volver a la práctica competitiva del baloncesto. Todo ello, tras sufrir una pequeña arritmia cardíaca la pasada semana, vinculada a una pequeña anomalía crónica del jugador.

Gregg Popovich fue el encargado de transmitir la noticia a los medios de comunicación: “LaMarcus ha recibido la preceptiva autorización médica para volver a jugar”. Además, parece que no habrá ningún tipo de restricción para el jugador.

La reaparición se ha hecho efectiva en el partido que acaban de disputar los Spurs contra los Portland Trail Blazers (victoria de estos últimos por 110 a 106). Aldridge disputó 32 minutos, logrando 19 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias.