Los Chicago Bulls han anunciado hace escasas horas que su base Rajon Rondo no disputará el partido de esta madrugada frente a los Portland Trail Blazers debido a que le han suspendido por “conducta perjudicial para el equipo”.

El motivo de dicho castigo parece ser que el jugador tuvo una acalorada discusión con Jim Boylen, técnico asistente de Fred Hoiberg, durante el partido del pasado sábado en Dallas en el que los Bulls salieron derrotados por un contundente 82 a 107, según ha adelantado Adrian Wojnarowski de Yahoo! Sports. Fuentes del Chicago Tribune indican que, durante el encontronazo, el base llegó incluso a agredir físicamente a Boylen.

A pesar de que Rondo ya se habría disculpado ante el equipo por su comportamiento, la franquicia ha tomado la decisión de dar ejemplo con dicha sanción de empleo y sueldo por un partido.

Lo cierto es que esta situación no es nueva para el díscolo base y se está convirtiendo en peligrosamente habitual, pues Rondo ha recibido hasta 7 sanciones semejantes durante los últimos 5 años.

Aunque la relación de Rondo con la franquicia y compañeros estaba siendo ejemplar hasta el momento, siendo todo buenas palabras y halagos para describir al talentoso base, habrá que estar atentos a la evolución del mismo pues no son pocos los competidores por el puesto en la franquicia de Illinois, con nombres como Michael Carter-Williams, Jerian Grant o Isaiah Canaan.