Nueva derrota de unos Cleveland Cavaliers que no pasan precisamente por su mejor momento de la temporada. Anoche cayeron por 124-122 ante los New Orleans Pelicans, que no podían contar con su máxima estrella, Anthony Davis.

Los Cavs siguen adoleciendo del mismo problema, y es que más allá de su big three, apenas encuentran aportación de otros jugadores. Anoche fue una gran muestra de esto., y ya acumulan cinco derrotas en los últimos siete partidos.

LeBron James consiguió su cuarto triple doble de la temporada con 26 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes; Kyrie Irving estuvo enorme y se fue hasta los 49 puntos (su tope del curso) con 8/14 en triples, mientras que Kevin Love hizo 22 puntos y 16 rebotes. Pero todo ello no bastó la pasada madrugada.

Y es que los Pelicans, que venían de sufrir una dolorosa derrota ante los Nets (114-143), rindieron a un nivel altísimo, especialmente dos jugadores: Terrence Jones y Jrue Holiday. El ala pívot fue el encargado de sustituir a Davis, y no lo pudo hacer de mejor manera: 36 puntos y 11 rebotes para el. Estuvo muy bien acompañado por el base, que aportó 33 tantos, 10 asistencias y 6 rebotes.

Tras la derrota, LeBron James hizo unos comentarios sobre el estado del equipo, y fue muy crítico con el rendimiento que están teniendo:

“Espero que no estemos contentos como organización, no somos mejores que hace un año. Somos un equipo con mucho peso, estoy yo, Kyrie, Kevin, pero si no eres más profundo es muy difícil, y no lo digo por nadie en concreto. Pero necesitamos un puto base ya. Tenemos que enderezar las cosas, estamos haciendo un 2017 de mierda”