El traspaso de un jugador estrella como Jimmy Butler suele ser atípico en medio de la temporada. En los mismos términos podríamos hablar del caso Carmelo Anthony. Sin embargo, el periodista K.C. Johnson publica en el Chicago Tribune (ver artículo original), que según palabras de diversos ejecutivos de varias franquicias NBA, los Chicago Bulls y los Boston Celtics han retomado en los últimos días unas negociaciones que el pasado verano estuvieron bastante avanzadas (y que se frustraron en el momento en el que se hizo oficial el acuerdo de traspaso de Derrick Rose a los New York Knicks). Hablamos del fichaje del actual jugador franquicia de los Bulls, Jimmy Butler, por los Celtics.

Lograr cerrar un traspaso de estas dimensiones en estos momentos se antoja muy complicado, sin embargo, estamos hablando de “retomar” unas negociaciones que estaban bastante bien encauzadas hace unos meses. Al parecer, los Celtics mantienen su oferta: Jae Crowder, Marcus Smart (aunque también hay fuentes que apuntan el nombre de Avery Bradley) y el pick de primera ronda de Brooklyn Nets para el Draft de 2017 (y 2018), a cambio de hacerse con los servicios de Butler. El mercado de traspasos en la NBA se cierra el próximo día 23 de febrero.

Hasta el momento, Butler ha disputado 47 partidos, promediando 24,5 puntos, 6,6 rebotes y 4,7 asistencias por encuentro. Además, promedia 1,8 robos por encuentro, lo que habla muy bien de su capacidad defensiva (muy valorada en Boston).