La mejor racha de la NBA en lo que llevamos de temporada llegó a su fin. Y no estaba en manos de Warriors, Spurs o Cavs, no. Han sido los Miami Heat quienes han logrado una racha de 13 victorias consecutivas que se truncó anoche en su visita a Philadelphia 76ers.

Los Sixers del Proceso vencieron por 117-109 en un partido que jugaron sin Joel Embiid, que sigue lesionado, ni Jahlil Okafor, que no jugó por la proximidad de un posible traspaso. A pesar de ello, los Sixers cuajaron un gran partido donde Covington, Saric y Noel fueron los máximos anotadores con 19 puntos cada uno, mientras que McConnell logró un doble doble de 11 puntos y 10 asistencias. Sergio Rodríguez disputó 14 minutos y acabó con 4 puntos y 5 asistencias, incluida una magnífica por la espalda para el triple posterior de Nik Stauskas.

Los Heat, que llevaban 27 días sin perder (desde el 14 de enero), tuvieron en Goran Dragic a su mejor hombre con 30 puntos y 5 rebotes. James Johnson se destapó con 26 puntos y Hassan Whiteside consiguió un nuevo doble doble con 12 puntos y 19 rebotes. Pese a la gran racha, los de Florida aún están fuera de playoffs, aunque ahora tienen la octava plaza a tan solo una victoria de diferencia.