Hablamos de un tremendo jugador como es Marc Gasol y de un año nefasto para los Houston Rockets: el draft de 2007, celebrado en el Madison Square Garden de New York el 28 de Junio.

La historia la ha recogido Michael Lewis en su libro “The Undoing Project: A friendship that changed our minds”. Según revela Lewis, Marc Gasol era un jugador que contaba con grandes informes a su favor y que se adaptaba plenamente al perfil que buscaban los Rockets, liderados por Daryl Morey. Sin embargo, algo ocurrió para que en Houston finalmente se decidieran por elegir a Aaron Brooks con el pick 26 y a Carl Landry con el 31.

Esto dice el libro de Lewis al respecto: <<Gasol era entonces un pívot de 22 años y 2,13 que jugaba en Europa. Los ojeadores habían encontrado una foto suya sin camiseta. Era rechoncho, con cara de niño y tenía unos pectorales bamboleantes. El staff técnico de los Rockets le puso a Marc Gasol el mote de ‘Hombre Tetas’. Hombre Tetas esto, Hombre Tetas lo otro… Era el primer draft del que se encargaba Morey en el equipo y no fue valiente, ya que permitió que las bromas sobre el pecho de Marc Gasol pesaran más en su decisión que el optimismo que mostraba su modelo matemático sobre el futuro del jugador español>>.

El tiempo le ha dado la razón al propio Morey en cuanto al potencial de Marc, pero ha castigado su falta de valentía. El propio Morey se impuso hace unos años una regla básica a tener en cuenta: “en el futuro, los motes no importan”.