Manu Ginóbili se perderá, como mínimo, un mes de competición tras sufrir una lesión testicular en su último partido.

La desafortunada lesión del veterano escolta de los San Antonio Spurs se produjo a pocos minutos del final del partido que disputaba su equipo contra los New Orleans Pelicans. El golpe que sufrió el argentino en los testículos al chocar con Ryan Anderson, le hizo abandonar el partido con evidentes gestos de dolor para ser atendido en el vestuario. Tras esto el jugador no volvió al partido y tuvo que ser operado después de los estudios realizados por el equipo médico del equipo tejano. En un comunicado, los Spurs informaron de esta operación y avisaron de que el jugador se perderá al menos un mes de competición.

Esta baja se suma a la de Tim Duncan, que por problemas en la rodilla no está disponible en la rotación de Gregg Popovich, que tendrá que hacer los cambios que estime oportunos para suplir estas dos sensibles bajas.

Ginóbili, en su decimocuarta temporada en la NBA con los Spurs y a sus 38 años,  se encontraba disputando una mediocre temporada tras los múltiples rumores que afirmaban que se retiraría el pasado verano. Hasta el momento de la lesión, el escolta argentino promediaba 10 puntos, 3.3 asistencias y 3 rebotes por partido en los 19.7 minutos de media que jugaba. Además, en el desarrollo del partido de su lesión,  Manu pudo contribuir a la victoria de los suyos por 110-97 con seis puntos, cuatro asistencias y tres rebotes durante el tiempo que estuvo en pista.

Los San Antonio Spurs están realizando una gran campaña con 41 victorias frente a sólo 8 derrotas, destacando las 27 victorias sin ninguna derrota en los partidos como locales y ocupan la segunda posición de la competitiva conferencia oeste, dominada por los intratables Golden State Warriors.

El siguiente partido de los Spurs será este viernes y se enfrentarán en el duelo tejano contra los Dallas Mavericks.