Ayer dio comienzo el Sweet Sixteen con cuatro de los ocho partidos que conforman esta ronda del gran baile universitario del mes de Marzo. Kansas sigue con paso firme en el torneo y volvió a ganar con claridad, mientras que Oregon, Gonzaga y Xavier se clasificaron para el Elite Eight en encuentros marcados por la igualdad.

(#1) Kansas 98-66 Purdue (#4)

Los Jayhawks se están mostrando como uno de los claros favoritos al triunfo final del torneo, y ayer volvió a vencer con claridad a Purdue, que no tuvo ninguna opción de llevarse el partido.

Y eso que los Boilermakers comenzaron bien el encuentro, con Caleb Swanigan e Isaac Haas llevando la manija del juego de los suyos. Lideraron durante gran parte de la primera mitad, pero un arreón final de Kansas con Josh Jackson y Frank Mason como protagonistas hizo que se fueran por delante en el marcador (40-47)

Purdue volvió a igualar el encuentro en la reanudación, pero los Jayhawks demostraron de que están hechos y con un DeVonte Graham que se unió a la fiesta endosaron un parcial de 4-16 con el que dejaron la victoria sentenciada.

Frank Mason acabó el encuentro con 26 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias, mientras que DeVonte Graham llegó también hasta los 26 tantos. En el otro bando, Caleb Swanigan fue una vez más el mejor de Purdue con 18 puntos y 7 rebotes.

(#11) Xavier 73-71 Arizona (#2)

Los Musketeers volvieron a protagonizar la sorpresa de lo que llevamos de Sweet Sixteen ganando a los Wildcats de Arizona. Un seed #11 como Xavier se ha convertido en la cenicienta del torneo y se ha metido ya en el Elite Eight.

El partido fue igualadísimo en todo momento. Llegados a los minutos finales, parecía que Arizona se llevaría la victoria cuando dos tiros libres de Jackson-Cartwright ponían el 61-69 en el marcador, pero fue ahí cuando volvió a aparecer el mejor jugador de Xavier, Trevon Bluiett. Un triple suyo y otro de Malcolm Bernard volvió a meter a los Musketeers en el partido.

Finalmente, en el último minuto, una canasta de Sean O’Mara ponía el 73-71. Kadeem Allen y Allonzo Trier tuvieron dos tiros para forzar la prórroga o llevarse el triunfo, pero el balón no entró y la victoria se quedó en manos de los Musketeers.

(#1) Gonzaga 61-58 West Virginia (#4)

Los Bulldogs sufrieron pero ya están en el Elite Eight tras ganar a West Virginia por un ajustado 61-58. Partido tremendamente igualado donde los Mountaineers no tuvieron su mejor día en el tiro (16/60), pero a pesar de ello tuvieron opciones hasta el último segundo.

Precisamente los últimos segundos fueron decisivos. En una jugada de locos, West Virginia tuvo hasta tres lanzamientos para forzar la prórroga, pero la gran defensa de Gonzaga salió a relucir y forzó tiros muy difíciles que estuvieron lejos de entrar.

Ningún jugador de los Bulldogs destacó especialmente, como si lo hizo el bloque. Karnowski, Williams y Matthews fueron los máximos anotadores con 13 puntos cada uno. En los Mountaineers, Jevon Carter fue el mejor con 21 tantos y 7 rebotes.

(#3) Oregon 69-68 Michigan (#7)

A punto estuvo Michigan de protagonizar otro upset, pero finalmente se quedó a tan solo una canasta de conseguirlo. Oregon fue mejor en el cómputo global y se acabó llevando la victoria por un ajustado 69-68.

La primera parte no tuvo un juego brillante, pero si tuvo mucha emoción. Los Wolverines basaban su juego en el liderazgo de Derrick Walton y los lanzamientos exteriores, algunas veces demasiado precipitados. Por su parte, los Ducks hicieron un juego más fluido y coral, con Tyler Dorsey y Dillon Brooks a los mandos.

En la segunda mitad siguió la misma tónica con la igualdad como nota dominante. Jordan Bell apareció como jugador clave para Oregon, dominando la pintura y capturando rebotes ofensivos clave para los suyos. Los Wolverines no daban su brazo a torcer y, con Walton e Irvin tirando del carro seguían metidos en el partido. Tuvieron la opción para ganar con un triple de Walton, pero su lanzamiento no entró y Michigan se despide del torneo dejando una gran impresión a pesar de su eliminación.