En verano de 2004 los Dallas Mavericks y Steve Nash no llegaron a un acuerdo para la renovación del base canadiense y éste marchó a Phoenix para convertirse, justo las dos siguientes temporadas, en doble MVP y líder de una de los mejores ataques que ha visto la NBA en los últimos 15 años.

Aquella decisión parece perseguir siempre a Mark Cuban, pese a que hizo campeones a los Mavs en 2011, que siempre que es preguntado por cuál considera que ha sido su mayor error desde que compró los Dallas Mavericks, señala la no renovación de Nash como su error top.

Realmente no vimos a Nash como un doble MVP. No renovarle ha sido mi mayor error.

Pensamos que físicamente se lesionaría y sencillamente no sucedió. Fue un mal consejo, malo por encima de todo.

NBA Destiny, Where Amazing People Happens!