No se le puede considerar una estrella de la liga ni se le recordará por sus grandes explosiones anotadoras o sus excentricidades dentro o fuera de la pista. Matt Bonner es simplemente un jugador de baloncesto que a lo largo de sus 12 temporadas en la NBA ha demostrado ser todo un profesional. Un jugador que no atraía masas hacia los pabellones ni lograba que su foto colgara de las paredes de las habitaciones de los aficionados más jóvenes, pero al que entrenadores y jugadores siempre han respetado por su buen hacer sobre la pista y su profesionalidad.

Matt Bonner anunciaba ayer su retirada del baloncesto tras una longeva carrera, dejando de lado la seriedad y discreción que le han venido caracterizando durante todos estos años para ofrecernos este simpático vídeo de despedida que colgaría en su cuenta de Twitter:

Durante sus 12 temporadas en la liga, las dos primeras en Toronto y las otras 10 con la camiseta de los San Antonio Spurs, Bonner disputó un total de 792 partidos con unos promedios de 5.8 puntos y 3.0 rebotes en 16.9 minutos de media por partido, destacando además el excelente 41.1 % en tiros de tres. Y es que sólo en 4 de sus 12 temporadas bajaría del 40 % de acierto desde más allá del arco.

A estos números hay que sumarle los dos anillos de campeón de la NBA que ganó con el equipo tejano donde deja una gran huella.

A los 36 años de edad ha decidido que ya está bien, que ya va siendo hora de dejar las pistas y dedicarse a otras cosas, en concreto a seguir a los San Antonio Spurs pero esta vez como analista para la FOX Sports Southwest’s, como anunciaría la franquicia también vía Twitter: