Gracias a que la NBA está en continua evolución su nivel de popularidad no sólo se mantiene, sino que aumenta año a año tanto en Estados Unidos (las audiencias de las finales de esta temporada alcanzaron cotas no vistas desde el último anillo de Michael Jordan con los Bulls allá por 1998) como en el resto del mundo.

Evoluciona el reglamento. El estilo de juego de ahora poco tiene que ver con el de hace 10 años. Los pabellones se remodelan tecnología 3.0. Las estrellas se retiran y llegan otras nuevas. Aumenta el número de franquicias y estas cambian de ciudad cada pocos años. Se especula con la creación de alguna franquicia incluso en Europa aprovechando que los viajes son cada vez más rápidos, cómodos y seguros…

Todo evoluciona pero hay que reconocer que los fans clásicos, los viejunos, somos más reacios a los cambios. Muchos levantamos la mano cuando en el All Star la NBA unió el puesto de aleros y pívot en el de frontcourt dándose la situación de un quinteto titular sin un pívot nato. Algunos nos quejamos de que en el baloncesto de hoy apenas hay juego en el poste bajo. Otros nos rebelamos cuando Adidas sacó las famosas camisetas con manga que fueron objeto de críticas por fans y jugadores… hoy apenas nadie habla de ello.

Centrándonos en el tema de las camisetas, me ha sorprendido (para mal) la noticia de que Nike y la NBA han decidido eliminar la distinción de uniforme para casa y uniforme para fuera, tan tradicional e histórico en la NBA como podía ser el balón tricolor en la extinta ABA.

En los últimos tiempos Adidas fue sacando series de camisetas “extra” con las que dar una nota de color a partidos concretos y, por qué no decirlo, hacer caja. Teníamos las camisetas vintage, las del Christmas Day, las que honraban las fuerzas armadas, las que honraban la ciudad del equipo como la MoTown de Detroit o la Rip City de los Blazers, las de La Noche Latina… todo eso mezclado con las camisetas de local y visitante del equipo e incluso dos camisetas como local según el día (los Lakers jugaban de amarillo de normal y de blanco los domingos que jugaban en el Staples Center).

Pues bien, según han informado Nike y la NBA, la denominación de uniforme local y uniforme visitante ya es historia. Los equipos vestirán fundamentalmente cuatro tipos de uniformes durante la temporada y podrán usarlo indistintamente según ellos consideren (o considere la NBA y Nike ya que seguro que en los partidos televisados a nivel nacional será cuando obliguen a los equipos a vestir las camisetas especiales), es decir, por ejemplo, los Warriors podrán vestir de blanco visitando a los Lakers o de azul cuando reciban a los angelinos en el Oracle Arena… ¿?¿? extraño.

Un uniforme se denomina The Association Edition, y es el uniforme que ante conocíamos como el de jugar en casa que es mayoritariamente blanco. Según Nike, este uniforme representa que los 30 equipos forman parte del club más exclusivo del mundo ¿?¿? En serio.

Otro uniforme se denomina The Icon Edition y es el que antes se conocía como el uniforme de fuera. Para Nike esa camiseta representa la rica herencia y la identidad icónica de cada una de las franquicias.

El tercer y cuarto uniforme aún no se conoce cómo serán pero uno será inspirado por los jugadores y otro por los fans, la comunidad que rodea y apoya a un equipo.

Un quinto tipo de uniforme se denominará The Classic Edition y rendirá tributo a las camisetas más icónicas que haya llevado una franquicia en su historia.

Lo más importante es lo que ya hemos remarcado que es que cada equipo podrá vestir cada camiseta en cualquier momento que quiera sin tener en cuenta si juega en casa o juega fuera y eso, qué queréis que os diga, a mí no me gusta. Llamadme viejuno clásico pero a mí me gustaba ver que los equipos jugaban en casa con su uniforme blanco y fuera con su uniforme de color. Las tradiciones son como las estadísticas, están para romperlas, pero si las rompemos todas perdemos nuestra identidad, olvidamos el camino que hemos recorrido para llegar a donde estamos, sobre todo si son tradiciones que no atentan contra cambios culturales en la sociedad. Ver a los Lakers con su uniforme púrpura en el Staples, a los Celtics de verde en el TD Garden o a los Bulls de rojo en el United Center me va a resultar muy, muy raro… pero bueno, como siempre digo, espero equivocarme porque esto es sólo mi opinión.

NBA Destiny, Where Amazing People Happens!