El ala-pívot freshman de los Duke Blue Devils, Harry Giles, ha pasado por el quirófano para solucionar problemas en las rodillas que lleva arrastrando de cuando jugaba en High School donde se ha roto los ligamentos de ambas rodillas.

Ésta será su tercera operación en las rodillas con apenas 17 años pero aún así Giles suena como un top-5 en el próximo Draft ya que el ala-pívot tiene envergadura, capacidad atlética, habilidad y buen lanzamiento de media distancia pero esta tercera lesión podría hacerle caer bastante en el Draft.

El periodo de recuperación se estima en un mínimo de 6 semanas.

El año pasado Giles se decantó por jugar a las órdenes de Mike Krzyzewski por encima de ofertas de UNC, Kentucky y Wake Forest.

NBA Destiny, Where Amazing People Happens.