No es algo que se vea muy a menudo. Y mucho menos de un equipo que no está entre los 10 mejores de la liga universitaria. Los West Virginia Mountaineers ganaron anoche a los Kansas Jayhawks (69- 85), segundos en el ranking. Hasta ahí nada que no pueda ocurrir en la NCAA. No es un hecho histórico de por si, pero si una meta muy poco usual. Esta temporada los Mountaineers han ganado al primer clasificado (Villanova) y al segundo (Kansas). No se veía des de la campaña 2011-2012.

La “matagigantes”

West Virginia, 18a en el ranking, mantiene unos resultados irregulares pero se ha convertido en el matagigantes de esta temporada. Esa Ahmad lideró el equipo con 27 puntos, arrollando a los Jayhawks en las dos partes. El quinteto titular de Kansas, uno de los más consolidados y peligrosos de todo el país, no pudo remontar el partido. Por otra parte, Josh Jackson fue el lider en anotación (22 puntos) y está llamado a ser una de las grandes sensaciones del Draft 2017. Es uno de los freshman con más potencial del país. El capitán y uno de los serios candidatos a jugador del año, Frank Mason III, no estuvo muy acertado como en otras ocasiones (15).

Noche difícil para los líderes

Tres de los cinco mejores equipos de la NCAA cayeron ante rivales “asequibles”. El vigente campeón Villanova perdió en un final de infarto contra la universidad de Marquette (72 – 74). Por otro lado, los Wildcats de Kentucky se vieron sorprendidos a si mismo cuando no pudieron levantarle el marcador a Teenneesse en otro final alocado (80-82). Esta misma noche vuelven a jugar otros equipos importantes, no entre ellos sinó también contra equipos “asequibles”: 5. Baylor, 6. Florida State, 8.UCLA, 11. Butler, 16. Creighton y 25. Florida. Veremos si vuelven a darse un “patacazo”.