Ayer estalló la auténtica bomba del verano… resulta que la semana pasada Kyrie Irving se reunió con el propietario de los Cavs, Dan Gilbert, y le dijo que no quería seguir jugando en Cleveland a la sombra de LeBron James, que estaba listo para ir a otro equipo donde ser el jugador franquicia y liderar un proyecto. Tras la reunión, los Cavs llamaron a LeBron para informarle y ha trascendido que el de Akron se mostró sorprendido y decepcionado por la petición del base.

Dejando de lado el, a mi modo de ver, estéril debate de si Kyrie conseguirá ganar en otro equipo lo que ha conseguido en tres temporadas junto (o a la sombra) de LeBron, lo interesante es saber qué harán los Cavs, huérfanos aún de General Manager tras la extraña salida de David Griffin aunque Koby Altman está próximo a ser oficialmente el dueño de esa silla, porque el base tiene dos años de contrato por delante pero ya se sabe que cuando un jugador quiere irse, suele ser contraproducente quedarse con él.

En el fondo, los Cavs tienen cuatro opciones legítimas:

Opción A: Quedarse con Kyrie esperando que las cosas se calmen conforme arranque la temporada.

Los Cavs no tienen porqué traspasar a Irving, uno de los mejores bases de la liga, ya que el jugador tiene aún 2 años más de contrato con los de Ohio. Con esta opción, los Cavs harían como los Lakers en verano de 2007 cuando Kobe Bryant estuvo cerca de salir de los oro y púrpura frustrado por no contar con un equipo que le ayudara a tener éxitos deportivos. Los Lakers escucharon la demanda de Kobe, frenaron su salida y consiguieron rodearle de jugadores que le ayudaron a llegar a 3 finales y 2 anillos más con los que superar a Shaquille O’Neal.

En aquel caso Kobe era, sin duda, el jugador franquicia de los Lakers y casi de la NBA. Los Lakers aguantaron el envite del jugador y éste terminó retirándose siendo un laker. En el caso de Kyrie, parece que el jugador quiere salir a toda costa de la alargada sombra de LeBron para demostrar que él es capaz de llevar a un equipo a la victoria…

Opción B: Traspasar a Kyrie por jugadores que ayuden a los Cavs a optar al anillo la próxima temporada.

La temporada que viene es crucial para el futuro de los Cavs no sólo por el tema Irving, sino sobre todo porque se especula que LeBron James podría volver a salir de la franquicia habiendo cumplido de sobra con su misión de hacer campeones a los de Ohio. Si los Cavs logran traspasar a Irving por jugadores importantes que ayuden a LeBron a conseguir ese difícil segundo anillo con los Cavs, puede que el de Akron se lo piense y acabe su carrera vistiendo el #23 de los Cavs.

El problema es que si Irving hubiera informado antes a los Cavs, éstos podrían haber intentado traspasarle por Paul George o Chris Paul, por ejemplo, pero ahora sólo hay dos nombres de importancia en el mercado que no ofrecen garantías de luchar de tú a tú con equipos como Warriors, Rockets o incluso Celtics en el Este. Hablamos de Carmelo Anthony, aún en los Knicks, y de LaMarcus Aldridge que no ha terminado de encajar en los Spurs pero cuyo cartel ha bajado bastante. Incluso podríamos hablar de una tercera posibilidad que es hacer un trade con los Suns para hacerse con Eric Bledsoe y algún joven de los de Arizona, pero a priori no parece un traspaso que te haga ganador.

Los Cavs tienen pocos beneficios con esta opción pero cualquiera puede ser mejor que tener a un Kyrie a disgusto que ha perdido la confianza del macho alfa LeBron.

Opción C: Traspasar a Kyrie por jugadores jóvenes y elecciones de draft que inicien la reconstrucción en Cleveland.

Elegir esta opción sería la más impopular pero la más beneficiosa para los Cavs dando por sentada la premisa de que LeBron James marchará el verano que viene a otro equipo. Con esta legítima vía, Cleveland se haría con jugadores jóvenes vía Draft y, con paciencia y saber hacer, podrían volver a situarse en la senda de ser competitivos y candidatos al anillo.

Opción D: Traspasar a LeBron y construir en torno a Kyrie.

Volvemos a la época en la que la relación entre Kobe y Shaq era tan insostenible que Jerry West tuvo que elegir entre una de las dos estrellas. Con Shaq optarían al anillo mañana, con Kobe optarían al anillo con paciencia. Los Lakers dejaron salir a Shaq y éste fue campeón después con los Heat pareciendo, de primeras, que se habían equivocado, pero West era mucho West y consiguió que Kobe ganara 2 anillos, 1 MVP y 2 MVP de las finales mientras que Shaquille se convirtió en un jugador errante (Heat, Suns, Cavs y Celtics).

Esta cuarta opción es la más improbable porque la importancia de LeBron en los Cavs es incalculable aunque teman que el próximo verano pueda volver a darles con la puerta en las narices. Igualmente, la personalidad de Kyrie no parece la de Kobe, que se sobrepuso a su imagen de diva mala y egoísta ante los fans de los Lakers cuando Shaquille ganó aquel campeonato con los Heat.

-0-

¿Qué decisión tomarán los Cavs con la bomba soltada por Kyrie Irving ahora que se ha hecho pública?. Difícil saberlo pero lo importante es que no tomen la decisión a lo loco sin pensarla. Esperemos que Koby Altman tenga la inteligencia, la mano izquierda y la capacidad de visión a largo plazo para tomar la mejor decisión posible para los Cleveland Cavaliers.

NBA Destiny, Where Amazing People Happens!