El mercado de la NBA está en plena ebullición cual mercado persa. A veces sin saber qué parte de ello hay real o es interés de los agentes por mover a sus representados en el mercado, o incluso y por qué no decirlo, interés de los medios de generar lecturas en sus webs (antes vender periódicos).

El principal nombre que está en boca de todos es el del alero de los Pacers, Paul George. La fuente es más que fiable, Adrian Wojnarowski, así que cuando el periodista de Yahoo! Sports dice que sus fuentes le han informado de que PG13 quiere tantear la agencia libre y que su preferencia serían los Lakers, el cóctel perfecto ha sido elaborado cual barra de bar en una terraza de verano. La mezcla Lakers + Estrella es más que suficiente para que ríos de tinta como los que estás leyendo sean escritos y devorados por periodistas y aficionados.

Paul George es nativo de Palmdale, una pequeña población al norte de Los Ángeles por lo que el joven Paul nació siendo un Lakerfan con posters de Kobe Bryant en su pared, de hecho PG13 antes era PG24 en honor a la Mamba Negra. De todos es conocido que Paul George querría jugar en los Lakers y ahora es la mejor oportunidad de que eso pueda suceder, no en vano al saberse la noticia publicada por Woj, Magic Johnson exclamó en Twitter “God is so good!”. La posibilidad de que Paul George vista oro y púrpura la temporada que viene sería un bálsamo para las heridas abiertas tras 3 años aciagos, pero… ¿es realmente PG13 la solución que necesitan los Lakers?

Por supuesto que sí

Paul George es una estrella en una liga en la que las estrellas lo monopolizan todo así que su presencia no sólo sería buena deportivamente, sino también económica y mediáticamente. El alero de Indiana disputaba el cetro de mejor jugador de la NBA a LeBron James y Kevin Durant hace 3 temporadas hasta aquella terrible lesión en una exhibición del Team USA preparándose para el Mundial que se celebró en España en 2014… afortunadamente George se ha recuperado bien de su lesión aunque el hecho de que los Pacers no estén tan bien como hace 4 años no haga que el alero luzca tanto.

George podría ser la estrella veterana que pudiera hacer subir a los Lakers un peldaño más en esta travesía del desierto que está suponiendo cuatro veranos viendo los playoffs por la tele.

No a cualquier precio

Paul George es uno de los mejores jugadores de la liga pero no ese superjugador con el que hipotecarse 5 años con un max deal aparte de que su llegada podría suponer la salida de jugadores como Julius Randle y Jordan Clarkson que son los nombres que más suenan en el posible traspaso con los Pacers.

Cuando un jugador sufre una lesión de la magnitud de la que sufrió George siempre existe el riesgo de que el nivel físico del jugador no vuelva a ser el mismo, y en una NBA de calendario tan condensado, con tanta intensidad y exigencia, es normal que haya algo de dudas sobre PG13.

¿Qué pasará?

Todo es muy incierto alrededor de Paul George ya que, aparte de los Lakers, equipos como Clippers, Heat, Cavs y Celtics también están llamando a Larry Bird con sus propuestas así que si Magic Johnson quiere hacerse con el alero, va a tener que apostar fuerte.

La realidad es que Paul George tiene la próxima temporada garantizada por contrato con Indiana a razón de 19’5 millones de dólares y una player option para 2018-19 por 20’7 millones pero cuando se filtra, y que lo publique Woj es garantía de veracidad, que el jugador quiere marcharse y que los Lakers son su destino preferido es sólo cuestión de tiempo que el jugador cambie de camiseta…

Como curiosidad, en caso de que George termine llegando a los Lakers, no podría jugar con el #24 ni con el #13. El #24 será retirado en breve en honor a Kobe Bryant y el #13 está retirado en honor a Wilt Chamberlain así que la prensa y los fans tendrían otro motivo para que corrieran ríos de tinta con titulares como “Encuesta nacional para elegir el número de PG” #ModoIroníaON

NBA Destiny, Where Amazing People Happens!