Philadelphia 76ers sigue creyendo en el proceso. La franquicia de Pensilvania lleva ocho victorias en los últimos diez partidos, y anoche sumó otra más al derrotar a Portland Trail-Blazers por 92-93. Lo hizo con un final de infarto, donde de nuevo los de Brett Brown superaron las dificultades y decidieron en los últimos segundos de choque.

El protagonista no fue otro que Robert Covington, el alero que si bien ha sido criticado durante la temporada por diversas actuaciones discutibles en cancha, ante los Blazers se lució con dos triples en el último minuto de juego que sentenciaron el duelo y confirmaron la remontada. Terminó con 22 puntos y 5 triples.

Philly logró la victoria pese al contratiempo de Joel Embiid, que tuvo que retirarse por precaución debido a un susto tras una caída poco ortodoxa.

A pesar de que se tuvo que retirar unos minutos, el pívot volvió a terminar con buenos números: 18 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias y 4 tapones en 22 minutos de juego.

Por parte de Portland, Damian Lillard volvió a ser el hombre más destacado con 30 puntos en su haber.

El balance de los Sixers en la Conferencia Este únicamente es igualado por Atlanta Hawks, ambos compartiendo el récord de ocho victorias en los últimos diez partidos. El Wells Fargo Center disfruta estas últimas semanas de mayor madurez de su equipo en los minutos decisivos.