❖ ACCEDE A LA PÁGINA PRINCIPAL DE LA GUÍA NBA 2016/2017 CON TODOS LOS EQUIPOS 

Los Dallas Mavericks pelearán por entrar en Playoffs con una plantilla que, a lo largo del verano, ha experimentado algunos cambios con el fin de mantener un quinteto competitivo. Después de varios años con constantes movimientos de jugadores para lograr alcanzar la tecla clave que pudiese llevar al equipo de Texas de nuevo a la lucha por el anillo, este año no iba a ser una excepción. Cabe mencionar que esta temporada puede ser la última de la estrella germana de los Mavs, Dirk Nowitzki, que, a sus 38 años, podría decidir colgar las botas al término de la campaña.

Los principales cambios llevados a cabo por Mark Cuban en este verano se produjeron en la agencia libre ya que, después de que Chandler Parsons se marchase a los Memphis Grizzlies y que Zaza Pachulia pusiese rumbo a Oakland, los Mavericks supieron aprovechar la necesidad que tuvieron los Golden State Warriors de crear espacio en su plantilla para adquirir a Kevin Durant, para pescar a Harrison Barnes y Andrew Bogut con el objetivo de suplir sus bajas. De esta manera, el equipo consigue a un pívot de garantías como el australiano y a un joven alero procedente de la universidad de North Carolina que cuenta con un gran potencial y ofrecerá a la franquicia tejana  tiro exterior desde el primer momento. Además de estos movimientos, los Mavs también sufrieron las bajas de jugadores que se marcharon libres como Raymond Felton, David Lee, JaVale McGee, Jeremy Evans y Charlie Villanueva, que fueron reemplazados por los jugadores obtenidos en la agencia libre como Quincy Acy y Seth Curry además de rookies como Nicolás Brussino o A.J. Hammons.

De esta manera, el juego exterior estará constituido por Deron Williams y Wesley Matthews en el quinteto titular, que estarán bien secundados desde la segunda unidad por el que probablemente ejerza de sexto hombre del equipo, J.J. Barea, por Devin Harris y las incorporaciones antes mencionadas. Harrison Barnes también será de gran importancia desde la posición de alero aportando más allá de la línea de tres puntos y compartiendo rotación con el prometedor Justin Anderson. En el juego interior, Dirk Nowitzki seguirá siendo vital para que el ataque tejano adquiera ventajas sobre sus rivales sumando desde cualquier parte de la pista y cubierto en el apartado defensivo por el recién adquirido Andrew Bogut, que deberá poner el candado en la zona. La rotación interior del equipo dirigido por Rick Carlisle será de gran valor para el equipo ya que jugadores como Quincy Acy, Dwight Powell, Salah Mejri o A.J. Hammons permitirán dar descanso a los dos veteranos titulares.

Altas y Bajas

Altas: Quincy Acy (SAC), Harrison Barnes (GSW), Andrew Bogut (GSW), Nicolás Brussino (R), Kyle Collinsworth (R), Seth Curry (SAC), Dorian Finney-Smith (R), Jonathan Gibson (R), A.J. Hammons (R), Jameel Warney (R).

Bajas: Jeremy Evans (IND), Raymond Felton (LAC), David Lee (SAS), JaVale McGee (GSW), Zaza Pachulia (GSW), Chandler Parsons (MEM), Charlie Villanueva.

Pronóstico temporada regular

Después de una temporada en la que los Dallas Mavericks lograron entrar en playoffs cómo sextos de conferencia con un balance de 42 victorias y 40 derrotas y de caer eliminados frente a los Oklahoma City Thunder en primera ronda, el equipo tejano se enfrenta  a una temporada en la que buscarán hacer todo lo posible para entrar de nuevo en postemporada. Final previsto: octava posición.

Las claves

  • Combinación de experiencia y juventud: La fusión entre jugadores veteranos como Dirk y Williams con otros jóvenes como Barnes y Anderson, puede ser algo de mucha utilidad para el aprendizaje de los segundos, que podrán mejorar en varios aspectos de su juego recibiendo los consejos de los primeros mientras les dan descanso.
  • Dirección desde el banquillo: Rick Carlisle tendrá que buscar la rotación adecuada para sacar el máximo provecho a sus jugadores así como dar con el sistema adecuado con la plantilla actual. De su labor dependerá en gran parte el éxito del equipo y sus posibilidades de competir en playoffs tal y como se demostró en varias ocasiones como en la última temporada donde, gracias a su batuta, los Mavs entraron en postemporada contra todo pronóstico.
  • El tiro exterior: Dallas nunca ha destacado por una gran defensa pero lo que sí es imprescindible en sus esquemas es el acierto exterior, por lo que será imprescindible que los principales encargados en este campo mantengan buenas rachas desde la línea de tres puntos.

Jugadores a seguir

  • Dirk Nowitzki: La estrella germana posiblemente encare este una de sus últimas campañas en la NBA por lo que ocupará la atención de las cámaras en muchos de los pabellones en los que juegue. Además de esto, Dirk sigue siendo trascendental en el juego ofensivo de su equipo al ser un jugador que marca las diferencias sobre el parquet por lo que los equipos tendrán que prestar mucha atención para parar a este jugador que, como siempre, buscará ganar en todo momento.
  • Harrison Barnes: Durante su paso por Oakland, Barnes ha demostrado ser un jugador con mucho potencial y muy capacitado para hacer daño en el plano ofensivo a pesar de que, debido a la gran rotación de los Warriors, no llegó a explotar en su totalidad. Su llegada a Dallas con un gran contrato, le permitirá aumentar su responsabilidad en la pista y poder seguir prosperando como jugador.
  • Seth Curry: El hermano de Stephen ha atraído durante los últimos años los focos sólo por su parentesco con el MVP pero, en la actualidad, parece haberse convertido en un jugador de garantías que puede aportar desde el banquillo así que está por ver si consigue alzarse como una pieza de importancia para Carlisle.

Posible quinteto

  1. Deron Williams
  2. Wesley Matthews
  3. Harrison Barnes
  4. Dirk Nowitzki
  5. Andrew Bogut