❖ ACCEDE A LA PÁGINA PRINCIPAL DE LA GUÍA NBA 2016/2017 CON TODOS LOS EQUIPOS 

Más allá de la bomba mediática que supuso la firma de Kevin Durant por Golden State Warriors, la ciudad de Miami se convirtió, aunque en un aspecto negativo para sus intereses, en el otro gran epicentro del verano del mercado en la NBA.

La sorprendente salida de Dwyane Wade rumbo a su Chicago natal y el fatal desenlace de Chris Bosh a consecuencia de sus problemas de salud han supuesto el punto y final a un proyecto que tuvo su inicio en 2010 con la llegada de LeBron James y que regaló a los aficionados de Miami dos anillos.

Como único punto a favor, la renovación de un Hassan Whiteside que ha sido, por su parte, la gran sorpresa positiva en toda la competición en los últimos años, aunque su salto al estrellato se presenta, al menos de momento, como insuficiente para hacer de los Heat un equipo a tener en cuenta en el Este.

Bajo el innegable liderazgo del pívot, la dirección de Goran Dragic y el amplio abanico de jóvenes y prometedores talentos presentes en la plantilla, la franquicia de Florida deberá poner los cimientos de un proyecto que comience a dar sus frutos a medio plazo.

Altas y bajas

Altas: Dion Waiters (Oklahoma City Thunder), Derrick Williams (New York Knicks), Luke Babbitt (New Orleans Pelicans), Wayne Ellington (Brooklyn Nets), James Johnson (Toronto Raptors), Willie Reed (Brooklyn Nets), Stefan Jankovic (rookie), Okaro White (rookie) y Rodney McGruder (rookie).

Bajas: Dwyane Wade (Chicago Bulls), Luol Deng (Los Ángeles Lakers), Joe Johnson (Utah Jazz), Gerald Green (Celtics), Amare Stoudamire (Hapoel Jerusalen) y Dorrell Wright (Los Ángeles Clippers).

Pronóstico temporada regular

En South Beach afrontarán, por primera vez en mucho tiempo, una temporada con objetivos más bien humildes y discretos. La salida de Wade y el ‘no’ definitivo de Pat Riley al regreso de Chris Bosh a causa de sus reincidentes coágulos pulmonares suponen el descenso de las aspiraciones de los Heat en un par de peldaños.

En definitiva, un año de transición en el que deberán trabajar en el desarrollo y evolución de sus jóvenes talentos, mientras que el tándem formado por el recién renovado Whiteside y Goran Dragic tendrán que demostrar madurez, recursos y capacidad para liderar el nuevo proyecto de los Heat.

Será misión casi imposible repetir los logros de la última década y es más que probable que en Miami se queden sin pisar la post-temporada por segunda vez desde 2008.

Las claves

  • Juego interior: Hassan Whiteside ha hecho méritos suficientes para situarse como uno de los mejores y más intimidantes interiores de toda la liga. De su evolución e impacto pasan gran parte de las esperanzas de los Heat. Tras irrumpir en la NBA de manera inverosímil, deberá demostrar ahora su etiqueta de estrella emergente y, principalmente, que su renovación por el máximo no ha sido un error.
  • Falta de liderazgo: De una sola tacada, los de South Beach han perdido a su máximo y gran referente desde su irrupción en la NBA allá por 2003, Dwyane Wade, además de veteranos curtidos en mil batallas como Chris Bosh, Luol Deng, Joe Johnson o Amare Stoudamire. Una falta de experiencia que puede suponer una losa muy pesada en pos de la reconstrucción del proyecto.
  • Juventud: Una de cal y otra de arena. Si bien es verdad que la falta de experiencia augura una temporada complicada en Miami, la gran cantidad de jóvenes promesas abre las puertas a un futuro mucho más prometedor. La evolución de los ‘imberbes’ de la plantilla se presenta como uno de los principales objetivos para Erik Spoelstra y Pat Riley.

Jugadores a seguir

  • Hassan Whiteside: Sin Wade ni Bosh, el pívot tendrá que asumir el rol de jugador franquicia de los nuevos Heat. Su fortaleza, intimidación y presencia interior será la gran baza de South Beach durante este curso. Solo queda por ver si su rendimiento, y su cabeza, responden al sustancial contrato firmado este verano.
  • Goran Dragic: Apenas dispondrá de competencia en su puesto y su responsabilidad en el rumbo del equipo aumentará notablemente ante la falta de ‘pesos pesados’.
  • Justise Winslow: Tras su temporada de adaptación, el producto de la Universidad de Duke lo tiene todo de cara para demostrar que puede convertirse en una pieza fundamental del equipo y un jugador muy a tener en cuenta en la competición. Intensidad, atletismo y defensa a disposición de Spoelstra.

Posible quinteto

  1. Goran Dragic
  2. Dion Waiters
  3. Justise Winslow
  4. Derrick Williams
  5. Hassan Whiteside