❖ ACCEDE A LA PÁGINA PRINCIPAL DE LA GUÍA NBA 2016/2017 CON TODOS LOS EQUIPOS 

Un partido. A tan solo una victoria se quedaron los Utah Jazz de entrar en Playoffs. Cuatro años sin disputar la postemporada es un símptoma de alarma para una franquicia que estava acostumbrada a disputarlo todo por el Oeste en las últimas dos décadas. El deshielo formado por la marcha de la generación de la década de los 2000 se vio suplido por Deron Williams y compañia. El proyecto no cuajo y ahora estamos vislumbrando la vertebración de la nueva era en Utah.

Una base joven, que vertebra el quinteto titular y la columna del vestuario, esta acordonada por un pequeño grupo de veteranos recien llegados (Diaw, Johnson, Hill) que buscan una complementación en el roster. Ningun equipo en la historia de la NBA ha triunfado sin esa simbiosis veterania/juventud y al parecer, Utah está buscando su fórmula. El proyecto parece sólido; la competencia es terrible. El salvaje Oeste no perdona y los Jazz no podrán despistarse en ningun momento. A bote pronto, unos 11 equipos de la Conferencia podrian perfectamente optar a estar tan siquiera en Playoffs. Evidentemente, la mayoria peleando por las últimas plazas.

El grupo liderado por Derrick Favors y Gordon Hayward debe dar el doble de guerra que el año pasado, mantenerse sólidos. El problema es que la temporada ya la arrastran con lesiones, cuatro importantes: Favors, Burks y Hood son duda para el inicio de temporada. A Hayward le queda un mes, hasta finales de noviembre. Así es muy difícil empezar una temporada buscando marcar terreno. ¿La parte positiva? Puede responsabilizar a la segunda línea de muchos minutos y adaptarles en un rodaje necesario para una temporada muy larga. El riesgo es alto pero no queda otra alternativa.

Altas y bajas

Altas: Joel Bolomboy (R), Boris Diaw (SAS), George Hill (IND), Joe Johnson (MIA), Henry Sims (BKN).

Bajas: Trevor Booker (BKN), Trey Burke (WAS), Tibor Pleiss.

Pronóstico temporada regular

No tener la capacidad de pelear por el octavo puesto de Playoffs de la Conferencia Oeste seria considerado un fracaso. Es más, con el rodaje del equipo en las pasadas campañas (en tono ascendente) los de Quin Snyder deben estar preparados para el rodeo del Oeste, con enfrentamientos directos por el puesto con Houston, Dallas, Portland, Memphis e incluso Sacramento, New Orleans o Denver por abajo. La división y la conferencia serán muy complicadas pero el engranaje está preparado para aguantar.

Las claves

  • Solidez defensiva: Utah tiene un equipo muy rocoso y compacto en la defensa. Las tres grandes torres bajo aro (Gobert, Favors, Diaw) estan complementadas con jugadores que tienen unos recursos muy amplios a la hora de cubrir al oponente (Hill, Hayward, Johnson, Lyles, Burks). Tal es su solidez, que el año pasado Utah quedó la segunda, por detrás de los Spurs, en menos puntos encajadas.
  • Banquillo: No es nada del otro mundo, pero tampoco es un desastre. El problema es la falta de regularidad y consistencia de los jugadores. Las lesiones no respetan mucho al equipo de Salt Lake City y puede mermarles la plantilla a lo largo de la temporada.
  • Gordon Hayward: Uno de los más infravalorados jugadores de la NBA, casi el que más. Más que demostrados sus skills en anotación, al contraataque y en la presión de balón. Lo extraño es que no tenga un All-Star en sus espaldas. Cada año va sumando números. Puede que esta campaña sume aún más, si las lesiones no se ceban con él.

Jugadores a seguir

  • George Hill: La incorporación de la temporada. El base procedente de los Pacers llega para ocupar la plaza de base titular que cojeó con Trey Burke y estaba relativamente cubierta por Raulzinho Neto y Shelvin Mack, que llegó a media temporada. Su capacidad anotadora es muy buena, en la distribución es menos resolutivo pero es un líder de parqué. Aportará ese plus que necesita Utah.
  • Rudy Gobert: El francés empezará su cuarta temporada como uno de los pívots más imponentes de la liga. Con 24 años sigue desenvolviendo su potencial, muy trabajado en defensa pero con taras en lo ofensivo. Los 11 rebotes que promedió la pasada campaña demuestran que se ha convertido en un peso pesado bajo la pintura. La pareja que forma con Favors es una de las más duras de la NBA.
  • Rodney Hood: Tercer año para el escolta, convirtiéndose en una de las referencias ofensivas. Sus 14 puntos por partido le han asentado como un tirador con recursos para el equipo de Quin Snyder. Silenciosamente, sin mucho ruido, se ha asentado en la franquicia y se ha convertido en el escolta titular a base de trabajo. Este año puede despuntar aún más.

Posible quinteto

  1. George Hill
  2. Rodney Hood
  3. Gordon Hayward
  4. Derrick Favors
  5. Rudy Gobert