Anoche los Warriors finalizaron el año con una nueva victoria, esta vez por 108-99 ante los Dallas Mavericks reencontrándose con el viejo conocido Harrison Barnes.

Los Warriors se mantuvieron en cabeza todo el encuentro con facilidad gracias a los 29 puntos de Klay Thompson y al primer triple-doble (séptimo en su carrera) de Kevin Durant con la camiseta de los de Oakland con 19 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias. Stephen Curry sigue sin encontrar su ritmo en los Warriors, finalizó con 14 puntos, y casi podríamos señalar eso como el principal problema del equipo.

En los Mavs destacaron los 25 puntos en 29 minutos de Harrison Barnes. En el lado negativo situamos ver a un Dirk Nowitzki bastante mermado que parece jugar con miedo tras sus problemas en el tendón de Aquiles.

Con la victoria de anoche, los Warriors terminan 2016 con un récord de 72 victorias y 10 derrotas, la misma marca que en 2015… algo realmente asombroso.

NBA Destiny, Where Amazing People Happens!