Lugar de nacimiento: Kitchener, Ontario (Canadá)
Posición: PG/SG
Clase: Freshman
Altura y peso: 6-4 (193 cm), 207 lbs (94 kg)
College: Kentucky
High School: Grand River | Orangeville Prep
Promedios temporada (NCAA): 20 pts, 45.4% TC, 40.8 % TC3, 5.2 reb, 2.2 as, 1 rob, 35.2 min
Predicción draft: Top 10

Tras la marcha de siete jugadores al Draft, Kentucky necesitaba de figuras importantes para volver a fortalecer al equipo. Jamal Murray ha sido una de esas piezas claves, incluso con hazañas históricas. Se convirtió en el primer jugador de la historia de la universidad en anotar más de 30 puntos en más de un partido en su año freshman. Además, está empatado con Terrence Jones en ser el máximo anotador de un partido en su año freshman. 35 puntos.

Sus capacidades ofensivas son muy altas. Con un lanzamiento muy pulido, anota desde cualquier posición. Penetra muy bien a canasta, con gran resolución en la pintura, dando alternativas en pos de la situación. Su lanzamiento de tres no es perfecto, pero da problemas a sus defensores. En carrera y sin balón es un jugador muy peligroso, gracias a un poder atlético muy definido para su altura y edad. Es muy activo durante el partido y no parece perder la concentración.

Su actividad en defensa, por el contrario, decae. Ofensivamente es muy concentrado, pero Murray a veces pierde la noción del balón cuando defienden. Tiene las cualidades para ser un gran ladrón y buen defensor, pero debe trabajarlo. A pesar de poder jugar las dos posiciones, parece que de PG se siente más inseguro que de SG. Cuando tiene que dirigir no se le ve tan seguro como cuando va a lanzar. La dependencia de ser un anotador le ha perjudicado algunos partidos y puede perjudicarle en un futuro si no equilibra.

Pros

– Un anotador nato. Porcentajes muy buenos, incluso desde la línea de 3.

– Fuerza y atletismo puro para su posición. Tiene un perfil PG/SG que está predominando mucho en la NBA en los últimos años.

– Muy inteligente en penetración.

Contras

– Dependencia anotadora. Convertirse en un anotador compulsivo puede acarrearle problemas.

– Como base no es un jugador muy seguro.

– En defensa no es nada del otro mundo.

Veredicto

Jamal Murray es un jugador muy codeado por las franquicias por el perfil NBA que mantiene. SG que puede jugar de PG, con una capacidad anotadora de alto nivel y un atletismo digno de volver locas a muchas defensas de la liga. El problema es que aún es demasiado joven y ha tenido mucha responsabilidad de tiro en Kentucky, lanzándose hasta las zapatillas. Además, en defensa no destaca precisamente y los guards de la liga son muy atléticos y rápidos para su nivel defensivo. Su proyección para mejorar es muy alta y puede aportar grandes cosas a la NBA si encaja adecuadamente en una franquicia que le dé el protagonismo progresivo que necesita.