El séptimo partido de las finales entre los Warriors y los Cavs, que finalizó con la histórica victoria de los de Ohio, alcanzó cotas de audiencia en la televisión americana no vistas desde la última final de Michael Jordan allá por 1998.

Los números fueron de un rating de 15.7 con casi 30.8 millones de espectadores en la cadena ABC. Estos números son los mejores desde el sexto partido de las finales de 1998 cuando Michael Jordan anotó The Last Shot y dio el sexto anillo a los Chicago Bulls ante los Jazz en Utah, partido que fijó un rating récord de 22.3 en NBC.

¿Alguna duda de que la NBA no está de moda?

NBA Destiny, Where Amazing People Happens!