La derrota de los Warriors en las pasadas finales a manos de los Cavs parece seguir siendo un pesado saco en la espalda de Stephen Curry ya que no sólo perdieron una ventaja de 3-1 en la serie sino que perdieron el séptimo y definitivo partido en casa ante su público donde el base sólo anotó 4 de los 14 triples que intentó, algo inusual en él.

En declaraciones a USA Today (ver original) Stephen Curry ha confesado no haber superado aún esa dolorosa derrota.

Todavía no he superado el séptimo partido. Esa derrota es algo que me acompañará durante mucho tiempo para lo bueno y para lo malo. Obviamente odio la sensación que me dejó la derrota pero también debo verla como algo motivador para volver aún con más fuerza con tal de no tener ese sentimiento otra vez.

Estoy en ese punto en el que estoy intentando transformar las pesadillas y malos pensamientos del séptimo partido en algo que me sirva como motivación de cara a estar preparado adecuadamente para la próxima temporada.

Como dato anecdótco, en la historia reciente de la NBA Curry podría tener como ejemplo a los Spurs, que perdieron la final de 2013 por 4-3 ante los Heat para vengarse al año siguiente ganándoles por 4-1.

NBA Destiny, Where Amazing People Happens!