Anoche los Spurs derrotaron en la última jugada a los Wizards por 107-105 gracias a esta canasta de Kawhi Leonard desde larga distancia. La jugada no puede ser más sencilla y más bien ejecutada, es decir, una jugada made in Spurs ya que el bloqueo de LaMarcus Aldridge libera a Kawhi Leonard para que Manu Ginobili le pase el balón y éste lance cómodo desde casi 7 metros.

Las cosas sencillas bien ejecutadas suelen ser las que mejores resultados dan y los Spurs de Gregg Popovich son maestros en eso.

NBA Destiny, Where Amazing People Happens!